Imagen referencial. Foto: Dominio Público.

El Papa Francisco alentó a los sacerdotes de la Asociación Internacional de Exorcistas (AIE), en su labor de confirmar el amor y la acogida de la Iglesia hacia quienes sufren a causa de “la obra del maligno”.

En un mensaje dirigido al Padre Francesco Bamonte, presidente de AIE, el Papa Francisco explicó que “en el particular ministerio ejercitado, en comunión con los propios obispos”, los exorcistas “manifiestan el amor y la acogida de la Iglesia hacia quienes sufren a causa de la obra del maligno”, informó Radio Vaticana el 27 de octubre.

Este llamado coincide con la reciente celebración en Roma de un convenio en el que participaron 300 exorcistas de todo el mundo con el objetivo de profundizar en las consecuencias del ocultismo, el satanismo y el esoterismo.