Este domingo, en Cartagena, llega a su fin la visita de cinco días a Colombia de Francisco, un periplo que se convirtió en una verdadera fiesta y que ha convocado a millones de colombianos. Esta previsto que desde ‘la Heroica’, sobre las siete de la noche, el Papa parta rumbo a Roma a bordo de un Boeing 787 de la aerolínea Avianca.

Pero el último día de Francisco en suelo colombiano comenzará en Bogotá. A las siete y veinte de la mañana, el Sumo Pontífice se despedirá de todo el personal que por cuatro noches lo atendió en la Nunciatura, la sede diplomática del Vaticano que fue su casa durante su paso por Colombia, como también lo fue para sus antecesores Pablo VI en 1968 y Juan Pablo II en 1986.

Seguramente, como ocurrió cada mañana desde el pasado 6 de septiembre, cientos de personas saldrán a las calles para decirle adiós al Papa Francisco, quien siempre mantuvo la ventana del carro abajo en un intento por acercarse un poco más a los fieles que salían a su paso.

Según la agenda, el viaje hacia Cartagena iniciará sobre las ocho y treinta de la mañana, y su arribo está programado para las diez. Allí, en uno de los hangares del aeropuerto Rafael Núñez, cerca de 300 jóvenes realizarán una coreografía en relación a la dignidad de la persona.

La primera parada de Francisco en Cartagena será en la Plaza San Francisco de Asís, a donde llegará tras un recorrido de más de tres kilómetros. En este lugar se encontrará con sectores vulnerables, como habitantes de calle y niñas asistidas por la Obra Talitha Qum, comprometida en la recuperación de las jóvenes expuestas a la explotación y a la prostitución.

Sobre las once y treinta de la mañana, el Obispo de Roma hará un nuevo recorrido en el papamóvil hasta el Santuario de San Pedro Claver, uno de los lugares más emblemáticos que visitará durante su paso por Colombia.

Lo primero que hará el Sumo Pontífice a su arribo al santuario es la oración del Ángelus, en el atrio de San Pedro Claver. Este ritual también es llamado la hora del Ave María y se hace en recuerdo a la anunciación y concepción de Jesús.

Posteriormente, el Papa hablará en el recinto con aproximadamente 300 afrodescendientes, en honor a la labor que realizó San Pedro Claver con esta población en Cartagena. Y finalizará su visita al sitio con una reunión privada con los sacerdotes jesuitas.

A la una de la tarde, Francisco tomará su almuerzo y su habitual descanso, hacia las 3:30 de la tarde, se espera que el santo padre bendiga a bordó de un helicóptero la Virgen del Carmen, que se encuentra en la bahía de Cartagena.

Luego procederá a la misa campal en Contecar, la cuarta y última eucaristía de su viaje por Colombia. Si la agenda marcha bien, la ceremonia iniciará sobre las cuatro y treinta de la tarde, bajo el tema “dignidad de la persona y derechos humanos”.

Tras ello, Francisco será trasladado en helicóptero hasta el aeropuerto Rafael Núñez, donde el presidente Juan Manuel Santos y su esposa, María Clemencia Rodríguez, lo esperan para brindarle una ceremonia de despedida, mientras el avión se prepara para el despegue.

Y, como lo dicta el protocolo, el Papa Francisco será el último que aborde la aeronave que lo llevará de regreso al Vaticano.

De este modo, finalmente, Colombia le dirá adiós a una visita papal que marcó la historia.